martes, 22 de diciembre de 2009

AIR COMET. LOS PASAJEROS. LOS TRABAJADORES

Ayer unas mil quinientas personas vieron truncado su deseo de viajar. Y a este problema se añade que muchos de estos viajeros ahorran durante todo el año para poder volar a sus paises a reunirse con su familias en estas fechas.

Esto ha ocurrido al precipitarse todos los acontecimientos tras la sentencia que embarga los aviones de Air Comet por una de las deudas contraidas por la empresa de Diaz Ferrán, presidente de la CEOE.

Pero es que la situación de la compañía era más que complicada desde hace tiempo. Seis y siete meses llevaban sin cobrar los trabajadores que ayer recibieron la comunicación de la dirección del cierre definitivo de la misma.

Y hoy, es el estado y personalizado en el Ministro de Fomento José Blanco en representación del gobierno, quien está tratando por todos los medios de posibilitar que todos los viajeros puedan realizar los viajes pagados a Air Comet.

El gobierno, ese al que Diaz Ferrán ha denostado en tantas ocasiones, es el que está resolviendo la situación de las personas a las que su empresa ya había cobrado sus pasajes.

Pero no quiero cebarme especialmente con quien imagino no querría haber llegado a este situación, pero eso sí, no creo que sea la figura más adecuada para sentarse a negociar nada con el actual gobierno.

El habla de problemas de financiación, y seguro que en parte es así. Tenemos ejemplos de empresarios competentes que han visto como la falta de liquidez y alguna operación equivocada les ha llevado al borde del abismo. Pero algo tendrá que ver eso que le reprocha tanto al gobierno de no haber sabido gestionar en momentos de bonanza.

Los mismos bancos que han posibilitado las inversiones de tantas y tantas empresas y sus niveles de endeudamiento, están imposibilitando en muchas ocasiones que estas empresas consigan terminar su particular travesía del desierto.

Y en todos y cada uno de los casos de empresas que terminan perdiéndose en esta travesía, pierden los trabajadores, pierden los proveedores, que muchos de ellos terminan viéndose arrastrados y perdemos todos, porque lo que deba salir de la caja común del estado, sale al final de todos y cada uno de nosotros.

Pero es que Diaz Ferrán además, tiene también una gran deuda contraida con Caja Madrid, entidad de la que precisamente es consejero. Algo aquí no está precisamente bien.

Sí la política del sector financiero no ha funcionado correctamente, o no funciona correctamente, algo tendrá él que decir pues ha estado en donde se tomaban las decisiones. Y si no lo puede hacer cambiar y cree que debiera ser distinto, debería dimitir.

1 comentario:

SERGIO AZNAR dijo...

"LA COSA NO VA CON GERARDO DIAZ FERRAN"
Columna de Amparo Estrada en Público.
http://blogs.publico.es/multiplicateporcero/128/la-cosa-no-va-con-gerardo-diaz-ferran/e