martes, 23 de febrero de 2010

NEIRA

Estamos en una sociedad que ha perdido las formas.

Con esta frase, dicha por Jesús Neira, criticaba a quienes increparon a José María Aznar en la Universidad de Oviedo. A continuación y en la misma intervención justificaba el gesto de este.

Ayer, que se supo que probablemente Antonio Puerta saldrá en libertad provisional bajo fianza, demostró que esas formas que el dice se han perdido, no es que estén tampoco ya entre sus virtudes.

Manifestar que siente "asco y vergüenza" por esta decisión, o que Puerta es "basura" y que a la basura se la mete en una bolsa y se tira, no muestra aspectos positivos de su persona. No olvidemos que se trata de alguien del que siempre se ha añadido a su nombre el calificativo profesional de "profesor". Profesor de Teoría del Estado y Derecho Constitucional, por lo que debería conocer bastante bien el mundo judicial que ahora le provoca estos sentimientos.

Precisamente al abogado de Neira, Gomez Liaño, la decisión judicial le ha parecido "razonable, razonada y justa, que no es poco", y no piensa recurrirla.

El colmo de las cosas es que se permita por parte del poder judicial que un sujeto, un canalla, que me ha tenido un año en el infierno de un hospital resulta que puede acabar con mi vida. Eso es vomitivo, es una repugnancia asquerosa.
Pero es que además Neira es el Presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional de Violencia de Genero, por lo que debería cuidar todavía más su manera de manifestar sus opiniones, pues no se representa a el sólo.

Por lo tanto, no me gusta tampoco la memoria selectiva del Sr. Neira, ya que si bien es cierto que sin la agresión no hubiera necesitado ser hospitalizado, en coma entró tras cuatro días hospitalizado.


EL CARGO

Fue Esperanza Aguirre la que dio la noticia del nombramiento de Neira para la presidencia del Consejo Asesor cuando este estaba hospitalizado, hecho que sirvió para darle una vuelta a lo que hasta ese momento estaba ocurriendo.

Estos días dando la noticia, salvo en los informativos de la 1, en ningún otro medio de los que he podido ver, escuchar o leer, se ha recordado que el coma sufrido por el Sr. Neira fue provocado por problemas médicos que derivaron en una querella por negligencia puesta por la familia Neira contra el hospital y los médicos que le trataban.

Esta querella fue retirada cuando Esperanza Aguirre le dio el cargo.

TITULITIS

Siempre he pensado, y esto ha provocado algún intenso debate cuando lo he defendido, que de no haber sido el Sr. Neira profesor universitario la repercusión mediática hubiera sido mucho menor ante la defensa que hizo de la mujer que estaba siendo maltratada por su pareja.

El tratamiento que se le ha dado siempre a la noticia, en la que se antepone su profesión a su nombre debería ya por si mismo hacernos reflexionar.

Seguimos dando mayor consideración a ciertas personas en función de su puesto profesional, cuando a la postre la reacción que está teniendo no es en nada defendible y mucho menos, como he dicho porque debería demostrar algo de la formación que se le supone.

La persona y los valores propios pueden ser mejorados e influidos por la cultura de la que nos hayamos podido empapar, pero no necesariamente está relacionada con la formación técnica e intelectual que hayamos recibido. Y ese tópico debemos corregirlo.

Pero es que además en los últimos meses ha habido varios casos de personas que han intervenido también para defender a mujeres que estaban siendo agredidas y han recibido lesiones por arma blanca al intervenir que también les han llevado al hospital y no han pasado de la noticia en el informativo del día siguiente.


TELEVISIONES

¿Hubiera tenido también la misma repercusión la agresión de no haber quedado grabada por una cámara?

¿Hubiéramos sabido más allá del titular de la noticia si hubiera sido afuera del hotel en lugar de en el vestíbulo donde había cámaras?

Si nos repugna tanto la agresión, ¿por qué toleramos que se reproduzca una y otra vez hasta la extenuación?.

Estamos alcanzando el punto de considerar la violencia parte intrínseca del comportamiento en la sociedad a puro de normalizar su visualización una y otra vez en los medios.

Y ya sin hablar del pago por declaraciones de algunas televisiones a la mujer a la que Neira defendió...

¿Qué televisiones queremos? ¿Qué televisiones tenemos?.

Podemos elegir que ver, podemos elegir incluso no ver nada. La audiencia de determinados programas nos debería hacer pensar en lo que somos y queremos como sociedad.



6 comentarios:

Rubén dijo...

La sanidad pública en Madrid está cada año peor. La comparo con el gremio de los profesores de instituto, golpeados y arrinconados por sus própios alumnos y estrangulados por la buroracia.
la sanidad privada en Madrid esta mucho peor, al entrar por sus puertas crees estar en un edificio con la ultima tecnologia y profesionales de primera fila, acordes con el brillo de las paredes nuevas de formica, la realidad es mucho peor que en la pública todavía:
falta de interes y formacion de los profesionales, falta de personal (al igual que en la pública), exigencias cada vez mayores para poder ser atendido en cobertura de cualquier seguro médico privado o de empresa, incentivos a profesionales por la rapida salida de sus pacientes del hospital....en fin, sales pensando en como es posible que una profesion asi haya sido tan manipulada y mercantilizada.

Se de lo que hablo, por experiencias propias y ajenas que cada vez se repiten mas.

Saludos a todos, que hacia tiempo que no pasaba por aquí.

SERGIO AZNAR dijo...

Hola Rubén, bienvenido de nuevo.

Respecto a la sanidad, alguna vez ya he hablado de Sicko de Michael Moore, y como por comparativa, se ve la fortuna que tenemos en Europa de contar con un sistema público y universal de salud.

Pero es claro que tiene lagunas, bastantes en algunos casos, pero mejorables:

1. Incompatibilidades a resolver.
2. Copago, como en otros países del norte de Europa que consideramos más avanzados, para reducir el abuso de asistencia al médico. En Aragón hay una media de casi nueve visitas por persona y año al médico de cabecera. Eso significa que alguien va más de quince si yo sólo voy una.
3. La gratuidad de las recetas. No puede pagar un mileurista (el 60 % de los asalariados españoles) el 50 % y un pensionista con la máxima pensión no pagar nada.

Una pulga más dijo...

Héroes de plastilina, moldeados a conveniencia.Cuando sucedió la agresión a Neira, todos los medios de comunicación se hicieron eco, estableciendo las categorías de héroe y villano, los partidos políticos como siempre a sacar rédito, y si la ministra Aído le dió La Gran Cruz al mérito civíl, la Comunidad de Madrid le da la Medalla de Oro de Madrid con cargo incluído. La manipulación que se ha realizado me parece bochornosa, todos se sorteaban el héroe. Cuando éste se decanta por una ideolgía, entonces comienza la caza de brujas contra él y sus lesiones.
Creo que está claro.
Neira intervino de forma verbal, contra una agresión, muchos otros lo han hecho incluso recibiendo navajazos, y han pasado desapercibidos. La lesión, se produjo, además de la negligencia médica, Puerta es una persona despreciable, no sólo por la agresión, sino por creo que el estar drogado tiene que ser agravante y no atenuante, sino por no pedir perdón y preocuparse de lo que había hecho. Me parece cruel, decir que como ya estaba enfermo, el golpe no fue la causa sino el efecto, puesto que si no hubiera recibido la agresión no hubiera pasado.
Y la reacción de Neira calificando a ésta gente la entiendo, yo hubiera hecho lo mismo o más, de H. P. para arriba si me hubiera tocado a mí o alguno de los míos.
Toda esta situación me parece muy hipócrita.
Neira nunca fué el héroe que nos quisieron verder, pero tampoco el villano que ahora nos quieren pintar.
Como siempre la política y los intereses de la misma lo embarra todo. ¡¡¡Qué asco!!!

SERGIO AZNAR dijo...

Hola pulga.

Sobre las drogas, totalmente de acuerdo, no entiendo que pueda ser atenuante el ir drogado o borracho.

Debería ser agravante, aunque ya sería un gran paso que dejara de ser "una excusa" para reducir las consecuencias de las acciones que uno pueda hacer.

En cuanto a Neira, realmente su ideología me da igual. O mejor dicho, no me da igual, porque sería no respetar lo que piensa, quiero decir que respeto sus ideas aunque no las comparta.

Realmente no lo juzgo por si es de este u otro lado. Pero si porque habiendo sido una persona que se le habían puesto los focos por haber realizado una determinada acción, no está reaccionando de una manera en la que su ejemplo hubiera seguido siendo positivo para la sociedad en conjunto.

Nada puede haber más horrible que lo que ocurrió a la familia de Juan José Cortés, y seguro que las visceras le pedían actuar de otra manera, pero sin embargo con su actitud mostró realmente ser un ejemplo para todos.

Una pulga más dijo...

Nunca me ha gustado Neira, ni antes ni ahora. Pero tampoco me gusta el circo que se monta a su alrededor.
El padre Mari Luz, no hace mucho la periodista Mª antonia Iglesias lo llamaba padre espéctaculo,como consecuencia de la crítica del mismo hacia Zapatero.
Manipulación, manipulación...periodistas sicarios del poder...vergonzoso

SERGIO AZNAR dijo...

María Antonia Iglesias perdió parte del respeto que le tenía cuando se vendió a los pseudodebates de La Noria.

Y si además dijo lo que me dices, con más motivo.

Poca gente ha demostrado tanta altura moral como Juan José Cortés. Que no me agradara su apoyo a UPyD no cambia mi visión de él. Su actuación paró lo que podía haberse convertido en un clima de violencia de no haberse comportado como lo hizo.