jueves, 5 de febrero de 2009

MEDIDAS ANTICRISIS

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid, ha planteado una modificación de la compensación por despido, bajando la indenmización a 20 días por año trabajado. Lo plantean como un modelo de contrato de crisis y dicen que así se podrá reducir la destrucción de empleo.


Si algo ha demostrado la crisis actual es que el mercado español es muy fexible, como ha recordado el Ministro de Trabajo.

Plantear que para crear empleo es requisito indispensable que sea muy barato el coste de su destrucción, no es más que uno de los coletazos de los pensamientos de esta economía neoliberal que ha estado campando. Dicen que con este tipo de despido de saldo se podría pasar de contratos de obra a contratos fijos. ¿Para qué sirve que tu contrato se llame "fijo" si no cuesta nada que te echen?

Se trata de garantizar la salud de las empresas, algo que es realmente necesario. ¿Pero debe ser siempre a costa de que la fuerza laboral no pueda tener nunca seguridad de futuro?

Aquí, en Aragón, Luisa Fernanda Rudi, Presidenta del Partido Popular, habla dentro de sus propuestas de una reducción de la presión fiscal. Discurso manido ya. Pero para hacer este tipo de planteamientos lo que hay que pedir es que diga que impuestos se plantea reducir, de que manera, con que criterios, y como se plantea compensar las cuentas del estado. Y
es que estamos en un momento en el que los impuestos indirectos vía consumo se han reducido muchísimo, que es la vía mediante la cual los partidos liberales plantean siempre la compensación de las reducciones de los impuestos directos.

Plantea también la congelación del gasto público. Más que congelación, lo que hace falta es un verdadero control del rendimiento que se da al gasto público que se hace de nuestros impuestos. Deudas como las del Ayuntamiento de Madrid, con más de 6.500 millones de Euros suponen una sangría diaria de intereses que hipotecan el futuro de los madrileños durante décadas. O como dice Soraya, hipoteca hasta a los tataranietos.

4 comentarios:

CHUS dijo...

El despido con 20 días ya es una realidad. Lo llaman despedidos objetivos. Es vergonzoso que ahora Zapatero se "enfade" con los bancos porque no dan créditos. Se pregunta que para qué se les dió el dinero. Buena pregunta que creo que él debería responder.
Las medidas anticrisis son un fracaso absoluto entre otras cosas por su inexistencia. 3,3 millones de parados, el Ministro de trabajo, "cree" que no lleguemos a los 4 millones. Pongámonos en lo peor,pues además de su total incapacidad para desarrollar su gobierno como "pitonisos" están demostrando también su ineficacia
Jardín de Orates

SERGIO AZNAR dijo...

Lo que quería decir con que las condiciones actuales ya son flexibles era eso, que ya existe posibilidad de despidos como el que proponen.

De todas maneras, es imposible que ahora mismo funcione nada porque a los problemas reales que ya hay (crisis financiera e inmobiliaria) se une el miedo patológico que nos han metido a todos.

Miedo=Menos Confianza=Menos Consumo=Menos producción=Sobra mano de obra=Despidos=aumenta paro=aumenta el miedo....

Y nadie (medios de comunicación) hace nada por que no siga aumentando el miedo.

CHUS dijo...

El consumo no se frena por miedo. Se frena porque no hay dinero. La mayoría de familias no llegan al día 20 de cada mes. Los salarios han crecido muy por debajo de los precios.

Un sueldo de 1000 euros=166.000 ptas no da casi ni para pagar un alquiler, menos una hipoteca.
Hay gente ganando muchísimo dinero, sobre todo políticos, ejecutivos y banqueros. Hoy se daban las cifras que cobra La hija de Botín y Cía, es vergonzoso.
Un sueldo medio en España está muy por debajo de la UE, y en cambio en impuestos vamos a la cabeza.
Eso sí, el impuesto sobre el patrimonio eliminado por un gobierno socialista, para que los que mas tienen menos paguen.

Esos grandes sueldos o capitales, comienzan ahora hacer su agosto.
Hay mucha gente invirtiendo de nuevo en vivienda, ante la bajada de la misma, inversión absolutamente especulativa.
¿Por qué no gravan con impuestos fuertos a partir de la segunda vivienda?.
¿Por qué esa ayuda a los bancos no se dá directamente a las pequeñas empresas?
¿Por qué no se liberaliza el cambio de hipoteca para que puedas moverte hacia la mejor oferta?
¿Por qué no se hacen desgravaciones fuertes a la familia en el IRPF, para estimular el consumo?
¿Por qué no dimite o cambian al Sr. Solbes, Sebastián etc etc.?
¿Por qué este gobierno no deja de mentir y dar golpes de vela sin saber muy bien hacia dónde?
¿Dónde están los sindicatos?...
Jardín de Orates

SERGIO AZNAR dijo...

No pretendo decir que toda la reducción del consumo es por miedo.

Pero si hay una componente fuerte.

Evidentemente una parte importante del consumo ha caído porque la misma liquidez de la que adolecen las empresas estás presente en las familias.

Cerca de un 60 % de la población ocupada gana 1000 € o menos. Eso, estos años, se ha podido sostener porque se hacían horas extras y en cada familia se trabajaba ambos. Pero ahora que falla el trabajo de uno de los miembros, o que sencillamente ya no hay horas extras, entre otros recortes, está saliendo los frutos de haber regalado todo lo que nuestros padres consiguieron.

¿sindicatos? No hay. Pero es culpa de los trabajadores. ¿Cuantos afiliados hay? ¿cuanta gente realmente capacitada está dispuesta a ser representante sindical?

Soluciones.
-Fin a los paraisos fiscales.
-Que las cajas cumplan realmente con su parte de función social y la encaminen en estos momentos hacia las ayudas a las familias.
- Que los bancos no ayudan, vale. Somos nosotros los clientes. Realmente está en nuestras manos el mango de la sartén. Pero hace falta que lo utilicemos.
- Falta una cultura de economía diaria. ¿cuanta gente ha calculado lo que va a terminar pagando por su piso? ¿O por un coche carísimo comprado con préstamo? ¿O por las compras con tarjeta de pago mensual aplazado?.
- Más que gravar la segunda vivienda, control sobre todas las operaciones especulativas en las que se ha cambiado de manos varias veces los pisos en muy poco tiempo.
- Abaratar el cambio de hipoteca está bien. Pero en estos momentos hubiera sido mucho más rápido una congelación temporal de las revisiones al alza. Ha habido mucha gente que los 200 ó 300 Euros que les subió a principios de 2008 son los que les han ahogado. Ahora vuelve a bajar, pero para muchos, ya no hay remedio.
- Pago inmediato de las deudas de las administraciones con proveedores y empresas o condonación de las mismas.
- Una ley que establezca claramente los plazos máximos para pagar los trabajos realizados. Basta de pagos a 180 días. Muy mal que pase entre empresas, pero peor que pase por parte de la administración.
- Que se establezcan criterios de productividad y control en el gasto público para que cada euro presupuestado de el máximo retorno posible a los ciudadanos.
- Menos picaresca por parte de todos. Nos quejamos de muchas cosas. Pero luego todo el mundo querría sacar tajada.