miércoles, 26 de agosto de 2009

¿Y SÍ LA SOLUCIÓN FUERA QUE NO HUBIERA GUARDERÍAS?

Publicaba el lunes el Heraldo de Aragón una noticia que titulaba llevar un niño a la guardería es más caro que estudiar en la universidad, en las primeras líneas de lectura de la noticia era real el titular, y recogía las cifras de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística, ya que efectivamente, para alguien que estudie en Universidad Pública en su ciudad de residencia es necesario un menor gasto "medio", que para llevar a un niñ@ a un centro de educación infantil público.

Evidentemente, al leerlo, pensé en casos como el mío, donde para estudiar has debido ir a otra ciudad distinta, casos que además, eran los de la mayoría de la gente que conocía, con lo que a esa ridícula cifra de apenas mil y poco euros para un estudiante universitario había que añadir residencia, comida, desplazamientos, etc.

Si se seguía leyendo, llegaba la noticia a este punto al que también había llegado el estudio, donde evidentemente, el gasto es mucho mayor en el periodo universitario para una familia, puesto que no se mantiene a un estudiante desplazado por menos de 6.000 € /año, mientras que un centro de educación infantil privado en una ciudad media como Huesca y a jornada completa, puede suponer en un año unos 4.000 €.

Además, los años de educación infantil son, por lo normal 2 y medio, suponiendo que no te cobren en el centro los meses de baja de maternidad como reserva de plaza, mientras que los años de universidad, andarán en una media de cinco, contando carreras técnicas y superiores (ahora ya serán todo grados) y que no se pierde más de un año natural de duración de los estudios, con lo que al final del camino, la escolarización infantil hasta los tres años, ha podido suponer unos 10.000 €, mientras que la época universitaria habrá supuesto 30.000 €.

Pero lejos de querer hablar de estas cifras, realmente esta noticia me ha recordado una pregunta que en alguna ocasión he lanzado en alguna reunión entre amigos y que he dejado como encabezamiento de esta entrada.

¿Y sí lo realmente bueno fuera que no hubiera guarderías?

Esta pregunta es un poco una provocación.

Realmente considero que los Centros de Educación Infantil, que no guarderías, cumplen una labor fundamental que permite un mejor crecimiento de nuestros pequeños.

Creo que independientemente de que haya alguien en la familia que pudiera hacerse cargo a tiempo completo de los peques, es algo positivo que puedan estar alguna hora en centros donde van a convivir con otr@s, van a jugar, cantar, pintar, divertirse...

Cuando hablo de alguien de la familia que pueda hacerse cargo, aquí si que quiero añadir un importante matiz, hablo del núcleo familiar; padre-madre, padre-padre, madre-madre o en el caso de familias monoparentales, el que esté a su cargo que seguro deberá contar con algo más de ayuda.

Excluyo de esta consideración de hacerse cargo a los abuelos. Y los excluyo por una consideración simple. Ellos ya cumplieron su misión. Que disfruten de los nietos, que los malcrien, pero sin ataduras, sin obligaciones, sin horarios marcados...

Pero como planteo en la pregunta, y frente a las grandes propuestas en las que se nos promete tantas o más cuantas plazas de centros de educación infantil, ¿no sería una mayor muestra de país sano que realmente los peques pudieran estar cuanto más tiempo mejor con los padres?

¿O a caso es más sano que un bebé deba estar desde las ocho dela mañana o antes y hasta las seis de la tarde o más en un centro, separado de sus padres?

Y la "necesidad" de que dispongamos de lugares donde puedan sustituir nuestro papel durante las horas que debemos salir a ganarnos el pan, está sin duda relacionada con otra noticia que salía ayer, en la que se conocía de nuevo un dato demoledor, algo más del 60 % de los trabajadores perciben un salario inferior a los 1.100 € al mes.

Cada vez "necesitamos" más cosas, cada vez aspiramos a más cosas que nos hacen querer, y sin embargo cada vez se han ido recortando los derechos que nuestros padres, de los que si que había uno de ellos en casa la mayor parte del tiempo,consiguieron.

1 comentario:

Rubén dijo...

Evidentemente, el tinglado de las guarderias es parte de los parches necesarios del sistema de producción-consumo que nos tragamos todos los dias. Empezó siendo un parche, que ahora es un autentico negocio, lo diigo por experiencia real cercana. Un familiar abrio hace 2 años una guardería en Zrgz, desde mi visión, lo que me llamó la atención fue:
1.- el enooorme coste que les supuso, que finalmente hizo que el m2 resultara bastante mas caro que un m2 de vivienda (con la que caia hace dos años en el mundo inmobiliario).
2.- La pasta gansa que sacaban al mes del funcionamiento del local hizo que se amortizara solo en dos años!!
3.- El centro es muy bueno, pero por más que inviertas en materiales excelentes y cumplas toda la extensa normativa de estos centros, finalmente dependes del personal, si no es bueno, adios garito.
4.- Aunque sea obligacion legal cumplir con materiales, dimensiones etc....es mas importante el personal, el trato y el cuidado, es decir, lo que todos tenemos en casa, cariño.

Estoy de a cuerdo en que deberia ser posible otro sistema en el que no fuera tan impercindible contar con las guarderias, poder elegir si tomas una excedencia (por ejemplo suplida por personal temporal en paro o en listas concretas)o decides seguir con tu trabajo y usar las guarderias.
¿Como sería el vinculo de distinto si el niñ@ hubiera sido educado y acompañado "constantemente" por sus padres?, ¿qizas como el que tenian nuestros padres-abuelos?.

Saludos a todos!!