lunes, 18 de mayo de 2009

RESPONSABILIDADES POLÍTICAS


"Quienes creen que el dinero lo hace todo, acaban haciendo todo por dinero".
Voltaire

Ahora el caso que está en boca de todos es el denominado como Caso Gürtel, con sus dos ramas, para hacerlo más entretenido. Y en la resolución de las imputaciones y de las informaciones que han ido apareciendo el PP ha ido actuando de distinta manera en función del "rango" de la persona implicada. Cese fulminante en el cargo para los alcaldes que se vieron implicados, suspensión de militancia para los diputados y consejeros regionales de Madrid, y nada, para Camps y Costa.

Podríamos entrar en las razones de esta doble o triple vara de medir, como que fue Camps el principal valedor de Rajoy en el Congreso de Valencia que lo confirmó como líder popular, pero no es eso de lo que quería escribir.

Hay un grave problema que asola a la política y es la corrupción. Sobre todo porque en algunas ocasiones pasan años hasta que se resuelven las investigaciones judiciales, con lo que ello implica, ya que si el resultado es de inocencia, la imagen ha sido dañada por años, y si el resultado es de culpabilidad, esa persona habrá seguido desempeñando su cargo sin hacerlo al servicio del pueblo como debería ser.

Es el momento de la POLÍTICA, por la actual situación económica, porque el modelo económico basado en que el dinero produce dinero y no en que el trabajo es el que produce dinero, debe corregirse, porque la educación no puede permitirse otro cambio partidista más, y porque los casos de corrupción y la respuesta de los partidos que recibimos los ciudadanos llega a hacer pensar que han olvidado muchos de los dirigentes y de los políticos que son servidores del pueblo, que son trabajadores del pueblo.

Hace falta grandes pactos en muchos temas, pero también en el de la corrupción. Está claro que la presunción de inocencia debe prevalecer mientras no haya sentencia judicial, pero en la justicia se resuelven responsabilidades civiles y penales, y ya es hora de que las responsabilidades políticas se resuelvan de manera ágil, clara y contundente dentro del ámbito político.

Los partidos deben establecer un marco en el que dirimir de manera rápida las responsabilidades políticas. La clase política no debería permitir que este tipo de asuntos se enquistaran.


Mapa de la corrupción. Año 2007

Y unas preguntas que me gustaría dejar para terminar:

La defensa de Camps, ¿quién debe pagarla, entre todos como va a ser, o debería pagársela él como ocurre con cualquiera que es demandado en el desempeño de sus funciones?

Y dejando como algo que deba ser así, que la paguemos entre todos, sí resulta culpable, ¿nos devolverá el importe de su defensa?

¿Por qué un ciudadano normal sólo accede a la defensa que puede pagarse y Camps tendrá la defensa que quiera a costa de nuestros impuestos?

5 comentarios:

Rubén dijo...

Vaya vaya...no había caido en eso de la defensa a nuestra costa, otro horror más que sumar a la cadena de protecciones y privilegios que se han construido para si los políticos, atalaya desde la que dominan, controlan y se protegen.
Hace ya demasiados años que no se ve en la política nacional una sana evolución y desarrollo de la acción-reacción. Posiblemente Adolfo Suarez fue el ejemplo a seguir en cuanto a honestidad política, desde entonces, de mal en peor. Para mi está claro que hace tiempo la sociedad a ido tragando cada vez más y más impunidad "legalizada" por los própios políticos, hasta tal punto que ya parece que se les permite un nivel de incorrecciones realmente preocupante..y subiendo.
La clase política (parlamentaria) actual da pena, son un engranaje más de la economia, motor moral del mundo...y mientras siga así, no habrá una verdadera evolucion...pero eso ya es otro tema.

SERGIO AZNAR dijo...

Con la sociedad y los políticos yo tengo una duda.

¿La corrupción de algunos políticos se produce al llegar al poder o es por qué la clase política no deja de ser una extrapolación de los distintos tipos de comportamiento que tenemos como ciudadanos?

Rubén dijo...

Desde luego que la sociedad no está libre de pecado, ni esta ni ninguna otra que pudiera existir. Si partimos de que la sociedad ha sido creada poco a poco por los grupos que a lo largo de la historia han tenido el poder (iglesia, nobleza, politicos, multinacionales, mass-media...), hoy somos como somos por ellos , con lo bueno y lo malo. El anonimo ciudadano no tiene nada que hacer para cambiar las reglas del juego impuestas, hoy en dia nos dedicamos a usarlas y sobrevivir, eso implica el chanchullo o la picaresca (una risa al aldo de lo que los políticos hacen y por otro lado lo que hace que muchos ciudadanos "disculpen" actitudes de los politicos en donde ellos mismos se reconocen). El hecho de ir a votar está muy lejos de tener la libertad real que dicen darte para cambiar las cosas. El sistema actual esta orientado al bipartidismo, con un repato proporcional de los escaños muy injusto, ademas la mayoría de votantes (por lo que yo veo), tiene una escasisima capacidad crítica respecto a "su partido", producto de ...de mil cosas!.
En fin, que me lio... el político tiene la sarten por el mango (teoricamente) y deben ser ejemplo a seguir, deberían ser lo mejor de la sociedad. La exigencia a esos cargos debería ser máxima, tan escrupulosa y limpia como el cirujano que entra a operar a corazón abierto. Asi deberia ser, sin exagerar nada. El templo está lleno de fariseos y en el solo debería haber limpieza. Una frase manida: "tenemos los políticos que nos merecemos..."...bueno bueno...y que hacemos?, una revolución?, pero si estamos dormidos!!etc
Conclusión: los que nos dirigen deberian ser ejemplo para la sociedad y no escudarse en los defectos de aquellos a quien dirigen.

SERGIO AZNAR dijo...

.- El bipartidismo se da en otros lugares y no es necesariamente malo.

.- Sobre si tenemos los políticos que nos merecemos, más bien pienso que los políticos, son una muestra de lo que somos el conjunto de la sociedad.

Una muestra: En Aragoneses por el mundo, en Berlín, un chico levó a la presentadora a un campo donde se cultivaban y vendían flores. No estaba el agricultor para cobrarlas. Había un buzón para dejar el dinero, un cartel con el precio y unas tiejeras. Y cada uno cogía sus flores y las pagaba en el buzón.

¿Cuanto hubiera durado el dinero, el buzón las tijeras y las flores aquí?.- Respecto a la capacidad crítica hacia "su" partido. Estoy totalmente de acuerdo. Parece que en lugar de partidos políticos se juega un partido de fútbol de máxima rivalidad. No es lógico que con la oposición tan crispante y hasta repugnante que hizo Rajoy en la legislatura pasada, obtuviera como premio los mejores resultados de la historia de su partido.

Si se repasan los resultados de las últimas municipales y regionales, candidatos que estaban imputados en casos de corrupción, consguieron en muchos casos incluso mejores resultados.

.- Y en lo que estoy totalmente de acuerdo es en que los representantes políticos deberían ser los mejores exponentes de la sociedad y que debería ser uno de los mayores honores posibles pues tus decisiones pueden mejorar la vida de los ciudadanos.

CHUS dijo...

Rubén estoy completamente de acuerdo con tus planteamientos
Jardin de Orates