miércoles, 7 de enero de 2009

HAMÁS CONSECUENCIA, NO CAUSA

¿Existiría si hubiera habido una negociación previa que hubiera podido dar origen de verdad a dos estados verdaderos, equitativos, homogéneos, consensuados y no una imposición sobre la creación del estado de Israel?

¿Cuando la creación artificial de un estado genera como primera consecuencia quinientos mil exiliados que son refugiados para siempre en otros territorios, cómo puede pretenderse que no cale nunca el resentimiento?

¿Cuando ha habido años de abandono y de negociaciones traicionadas una y otra vez que dejan como punto común el silencio de la comunidad internacional ante los abusos de un estado poderoso como el que Israel ha llegado a ser, cómo nos sorprendemos de que surjan grupos radicales?

¿De verdad pensamos que llamando terroristas a quienes a los ojos de muchos palestinos son los únicos que luchan contra quien les oprime, humilla, destruye, estamos entendiendo el problema?

Se exigieron elecciones para las que nada se objetó de la participación de Hamás, que las ganó en Gaza. Se les exigió después que formaran un gobierno de coalición con Al Fatah, no admitiéndose lo que las urnas habían dicho. Accedieron. De nada les sirvió. Israel cerró las fronteras. Bloqueo el dinero que pertenecía a la franja. Y no ha permitido la llegada y entrada de suministros básicos. Antes de los bombardeos de estos días, la falta de medicinas y de medios en los hospitales a causa del bloqueo israelí ya había provocado en los hospitales de Gaza numerosas muertes durante la supuesta tregua. ¿Y aún pensamos que el envío de cohetes es la causa de la respuesta de Israel y que la muerte de quien intenta defender su casa ante uno de los ejercitos más poderosos está justificada?

¿Quien ha defendido de verdad a Palestina para que no se haya podido dar el caldo de cultivo necesario que ha permitido que el fundamentalismo y las posturas más radicales triunfen?

Un palestino de Gaza ha manifestado que todas las familias tienen alguna victima. Deben ver como destruyen sus casas, como han perdido todos sus trabajos y han debido cerrar todas las empresas, como no llega la comida, como muere asesinado algún familiar. Y aún nos escandalizamos de que haya surgido una organización que use la violencia y le responsabilizamos del origen de las reacciones de Israel.

Me duele toda violencia y todo sufrimiento. ¿Pero les hemos dado alguna opción más?

Israel muestra cada día de manera más clara su objetivo y que no parece otro que el agotamiento de la mínima resistencia palestina para que cualquier resquicio de creación de un estado palestino desaparezca.

3 comentarios:

usuario indignado dijo...

Hola,

Te invito a promover tu blog y tus post en www.voluntia.com, es una especie de menéame, pero para contenidos sociales y solidarios.

un saludo.

CHUS dijo...

El Estado Palestino es una urgencia inaplazable, no sólo por el bien de su pueblo que sufre desde hace 60 años. Es, además, la mejor garantía de paz, seguridad, prosperidad, estabilidad y justicia para israelíes y palestinos.
Es terrible lo que está pasando en Gaza, no tiene ningún tipo de justificación la fuerza desmedida.
Ahora bien dicho ésto, no se puede desde mi punto de vista justificar a Hamás.
Hamás es ante todo una organización terrorista, no son unos héroes que resisten ante el opresor, se financian desde Irán, financiación canalizada desde Hizbulá. Ambas organizaciones Hamás y Hizbulá solo buscan sembrar el terror, el poder absoluto, el dominio del pueblo desde el fanatismo. Muchas veces los análisis simplistas occidentales son irresponsables y no hay que olvidar que el incendio de los ánimos en el mundo árabe-musulmán favorece el radicalismo peligroso.

SERGIO AZNAR dijo...

Hola Chus. Me alegro de leerte de nuevo.

Sobre Hamás habría que recordar que las primeras ayudas las recibió en la decada de los ochenta del propio estado de Israel. Practicamente hasta mediados de los noventa el gobierno hebreo fue la principal fuente de financiación de Hamás para que así Al Fatah tuviera problemas de liderazgo dentro de territorio palestino.

Ahora se utiliza a Hamás como excusa para que no haya paz posible y se dice que los buenos son los laicos moderados de Al Fatah.

No debemos dejarnos marear ni engañar por el discurso de Israel. Buscan unicamente la desaparición final de cualquier resquicio de Palestina. No quieren realmente la existencia de dos estados, quieren todo el territorio para ellos.

Salvo Daniel Baremboin, ¿cuantas personalidades judías piden seriamente la paz? ¿Wody Allen? ¿Spielberg?....

Muy distinto de la carta que personalidades judías importantes, como Albert Einstein escribieron en una carta que se publicó en el New York Times en el año 1948

http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=11869

No podemos extrañarnos de la existencia de estas organizaciones en Oriente Medio cuando en la vieja y supuestamente civilizada Europa hemos dado origen a las dos Guerras Mundiales, a los fascismos, al muro de Berlín, al Ira, a ETA, al renacimiento de los partidos de ultraderecha, a los crimenes racistas y las palizas a indigentes...

Hemos celebrado el 2 de Mayo de 2008 el segundo centenario del levantamiento del pueblo de Madrid y los oficiales Daoiz y Velarde contra el poderoso ejercito francés. Los recordamos como héroes porque a pesar de su derrota inicial incendiaron el sentimiento de lucha contra el invasor.

Si la historia fuera contada ahora, se escribiría de ellos como terroristas, al igual que se hace de los irakies que luchan contra el invasor estadounidense.