jueves, 18 de diciembre de 2008

DINERO GRATIS. ¿Y?

La Reserva Federal ha reducido el precio del dinero casi al 0%. Sí, ¿y?.

Es el último cartucho prácticamente que les quedaba. Pero eso que denominan precio del dinero, debería matizarse siempre diciendo que es el precio del dinero para la banca. O sea, que a la banca el dinero que le van a prestar, le sale gratis.

En Europa, el Banco Central también ha bajado el precio del dinero, ¿se ha notado?.

Mientras los bancos mantengan los grifos cerrados, mientras las condiciones para dar créditos sigan siendo tan leoninas como las que ahora plantean, -que haga cualquiera el intento de ir a negociar un crédito-, cualquier rebaja en el precio oficial del dinero (para la banca), no servirá más que para ponerles a ellos más fáciles las condiciones, pero las pequeñas empresas que se ven ahogadas por los impagos de clientes, a las que se les niega la renovación de las cuentas de crédito que les servían de apoyo para ajustar las diferencias entre pagos y cobros, irán cayendo de manera irremediable.

Y aunque cuando escuchamos cifras como los más de mil empleos que se pierden en Nissan, los recortes de SEAT, ...., nos parecen mucho, el goteo de pequeñas empresas que está cayendo cada día, ahogadas por problemas de financiación es mucho más grave.

Se están aplicando distintas formulas según el país, desde la exigencia de participación en el Consejo de Administración de los bancos a los que se da ayuda oficial en Inglaterra, o la nacionalización producida por el rescate de algunas entidades en otros países. Pero la realidad dice que en ningún sitio se está encontrando la llave que haga que el necesario movimiento de liquidez llegue a la calle, a las familias, a las empresas.

Conozco casos de primera mano a los que los bancos y cajas con los que han hablado, por no decirles directamente que no y que no parezca que son ellos los que niegan la financiación, intentan convencer al que se ha decidido a comprar una casa de que se esperen, que este no es el mejor momento, que seguro el año que viene estarán más baratas, que sería una mala inversión, etc... hasta hace unos meses no les importaba prestar un 120 % y engordar la tasación para que el crédito fuera más alto.

Otros casos en los que para mantener las líneas de crédito les han planteado renegociarlas en base a condiciones mucho más duras y exigiendo avales que hasta ahora a empresas de acreditado historial financiero y solvencia no se les pedía.

Hasta no hace muchos años teníamos una Banca Pública. Algo de lo que hubiera podido hacerse buen uso en estos momentos y que seguro se hubiera podido mostrar más ágil en el movimiento de la financiación y hubiera obligado al resto de los bancos a mover ficha.

Pero esa banca se terminó de privatizar durante el proceso de descapitalización del estado realizada por el primer gobierno Aznar.

Pero existen unas cajas. De presencia principalmente regional. Y que podrían estar cumpliendo está función muy bien en estos momentos y que sin embargo se están comportando como una ramificación más de la banca pura.

El estado debe exigir ya una reacción. No se puede esperar más.

MADOFF.

Ahora, por si faltaba algo aún, ha saltado la noticia de la estafa Madoff y aunque aparentemente afecta sólo a grandes fortunas y a las filiales de Banca Privada de los grandes bancos, es seguro que nos va a repercutir. Y es que si ya con las condiciones actuales, con la banca española dando beneficios, se ha producido un retracción casi total de la financiación al sector productivo y a los créditos de consumo, que puede ser ahora que Bancos como el Santander está dando cifras de unos 2.000 millones de Euros perdidos en el castillo de Naipes del sistema financiero generado estos años, donde se había convertido en máxima eso de dar duros a peseta.

Sobre este caso Madoff, sin paraísos fiscales sería mucho más fácil recuperar por lo menos una parte de todo lo que supuestamente se ha evaporado. Y de la misma manera, sería mucho más difícil ocultar esas inmensas fortunas que se apartan del sector productivo mediante sociedades opacas.

LOS PLAZOS DE PAGO.

Sobre la financiación de las pequeñas empresas y los plazos de pago también habría que actuar.

Hay un ejemplo muy sencillo. Podría haber ocurrido en una localidad cualquiera y por eso no hace falta dar el nombre. Allí se hizo hace pocos años un pequeño centro comercial, con un hipermercado y unos cuantos locales.

La obra no duro más de seis meses. A los seis meses ese hipermercado ya estaba recibiendo dinero efectivo en sus cajas de mano de los clientes.

Sin embargo, la empresa que lo promovía, aún no había empezado a pagar casi ni los primeros trabajos realizados porque su forma de pago era a 180 días (seis meses). No había empezado a pagar la obra, por supuesto le quedaba mucho para empezar a pagar el genero que llenaban sus almacenes y estanterías, pero ya tenía dinero en caja por las ventas que estaba realizando.

En el otro lado, están las pequeñas empresas que intervinieron y que pagaban a sus proveedores a 30, 60 ó 90 días, con lo que se produce una gran diferencia entre cuando pagas y cuando cobras realmente por el trabajo hecho.

Eso no hay empresa pequeña o mediana que pueda sostenerlo. Las nóminas, los seguros, las compras, deben pagarse de inmediato. Pero cuando realizas una obra de este tipo, en la que te pagan con esos plazos tan largos, si no cuentas con dinero de anteriores trabajos está claro que sólo te queda negociar el adelanto de parte de esos pagos. Esto, que antes no suponía mucho problema, con la correspondiente comisión, claro está, ahora sin embargo se antoja harto difícil y casi imposible.

Por lo tanto, si no te dan financiación, si te renegocian las cuentas de crédito de las que se disponía y si además ni siquiera te dejan renegociar el cobro anticipado de las letras de cobro o de los pagarés que has recibido por los trabajos ya realizados, está claro que hay empresas que no les queda otra opción que el cierre de las puertas.

BANCO MUNDIAL Y FMI.

Y mientras, estos organismos, responsables directos de la situación, de su falta de control, de haber sido muy estrictos con algunos países en dificultades anteriormente, pero que no pusieron ningún coto a las operaciones de ingeniería financiera y a los lugares donde el dinero dejaba de ser productivo para el conjunto de la sociedad, no dejan de lanzar mensajes esperanzadores en forma de datos que no hacen sino alimentar la psicosis colectiva, el miedo, que provoca un agravamiento aún mayor de la situación en general.

No estoy hablando de que digan cosas que no sean ciertas. Pero a veces un silencio a tiempo también es muy útil.

1 comentario:

CHUS dijo...

La llave a la que te refieres no se ha encontrado porque no se quiere encontrar.
Es tan fácil como rebajar impuestos, facilitar el cambio de hipotecas sin coste alguno, eliminar las clausulas abusivas de coste por cancelación.
Aumentar las desgravaciones para rentas bajas, protegiendo a las familias con hijos hasta un determinado nivel de renta. Y como recaudar todo lo que con ello no se recauda?.
Volver al impuesto sobre el patrimonio, tanto tienes tanto pagas, con ese impuesto es difícil escaquear dinero, puesto que se valora todo tus bienes El PSOE lo ha eliminado yo aún no entiendo el por qué.
Y por supuesto admnistrar desde el Gobierno, todos los gastos superfluos que son muchos, empezando por sus sueldos, realmente escandalosos, me viene a la memoria lo del piso y las goteras de Bermejo, la cantidad de millones que se gastan en chuminadas.
Y el control de precios no se hace sólo cuando el IPC va a ser el térmometro que marque la subida de pensiones y salarios, sino durante todo el año.