jueves, 11 de diciembre de 2008

MEJORAS PARA EL CASCO HISTÓRICO


Plaza Lopez Allué

Ayer salía en la prensa una noticia muy positiva para empezar a revalorizar ese casco histórico y esos lugares interesantes que tenemos en Huesca y que ahora quedan un poco "ocultos".

Se trata de la noticia que decía que desde la Comarca se iba a dar los pasos para acometer la señalización turística de la ciudad. Algo que en algunas lugares si había, pero de manera muy sencilla y no lo suficientemente evidente como para llamar la atención al paseante o al posible turista.

Además esta señalización existente tampoco alcanzaba a todos los elementos que se pueden destacar.

Lo importante ahora es que el proyecto sea lo suficientemente coherente con el futuro que se pretende dar al Casco Histórico Oscense que va a vivir un impulso que debería ser definitivo gracias al ARCH (Área de Rehabilitación del Casco Histórico), al plan de recuperación de la muralla, que en 2005 todavía se veía con excepticismo, y que ya ha conseguido ponerse a andar de manera definitiva para recuperar un valor de la ciudad que había sido degradado durante decadas de abandono y ocupado por distintas construcciones en su parte superior que han hecho más complejos los trámites previos para poder llegar a iniciar la recuperación.


Catedral de Huesca

Debería tomarse ejemplo de ciudades que ya tienen implantados modelos que funcionan muy bien de señalética, como Segovia o Granada, con elementos de fundición, claramente visibles y que no pueden ser dañados.

Se podría ampliar además la señalización a elementos que en su momento hubieran sido protagonistas de algún hecho relevante en la historia de nuestra ciudad. Se puede recoger además en distintos lugares paneles informativos que recuperen la información de lo que haya podido variar durante las distintas evoluciones que ha sufrido en la historia el casco histórico, para que se pueda contrastar de manera propia lo que hay y lo que hubo, mediante sencillos paneles que representen los planos de las trazas más antiguas. Puede incluso sacarse a la calle y colocar en los lugares que corresponda reproducciones de imagenes de distintos edificios que se hayan podido ir perdiendo y que nos devuelvan el sabor de esas callejuelas y esas casas antigüas.

En fin, ideas imagino que ya se estarán valorando.

Espero que se aproveche bien la opotunidad para dotar de nuevo de valor a lo que incluso nosotros tenemos algo olvidado.


Muralla

2 comentarios:

CHUS dijo...

No conozco Huesca. Hace años estuve en Panticosa, en una boda, de esas que duran tres días, y me lo pasé genial. Me gustó todo el entorno, la montaña, la Ermita, el balneario... Era verano, pero me gustaría ir en invierno, tiene que ser igual que una postal navideña.

SERGIO AZNAR dijo...

La verdad es que en cualquier momento se puede disfrutar de este maravilloso paisaje.

Otoño es una estación también genial. Con todo el monte dándonos mil colores distintos antes de la caída final de la hojas...

Estas últimas semanas, que ha ido nevando, ha hecho que se ponga todo precioso.