lunes, 17 de noviembre de 2008

CAPITALISMO DE ESTADO

Noam Chomsky, preguntado en una entrevista de Rebelión sobre si estamos ante el final del capitalismo como dijo Chavez o ante el fin del neoliberalismo como ha dicho Joseph Stiglitz:

"Primero, debemos tener claro que el capitalismo no puede terminar, porque nunca comenzó. El sistema en el que vivimos debe llamarse capitalismo de Estado, no simplemente capitalismo. En el caso de Estados Unidos, la economía se apoya muy fuertemente en el sector estatal. Por el momento, hay mucha angustia sobre la socialización de la economía, pero eso es solo una broma pesada. La economía avanzada, la alta tecnología y similares siempre han dependido ampliamente del sector dinámico de la economía estatal. Es el caso de la informática, la Internet, los aviones, la biotecnología, casi todo lo que está a la vista. El MIT (Massachusetts Institute of Technology), de donde le estoy hablando, es una especie de embudo, en la cual el público vierte el dinero y de allí sale la tecnología del futuro, que será entregada al poder privado para que saque las ganancias. Entonces tenemos un sistema de socialización de los costos y riesgos y privatización del beneficio. Y eso no solo en el sistema financiero, sino en toda la economía avanzada."

Y preguntado por si existe ahora una posibilidad de una globalización buena:

"Pienso que las perspectivas están mucho mejor de lo que han estado antes. El poder está todavía extraordinariamente concentrado, pero hay cambios, a medida que la economía internacional se hace más diversa y compleja. El Sur se vuelve más independiente. Pero si se mira a EE.UU., aún con todo el daño que Bush ha hecho, sigue siendo la economía homogénea más grande, con el mercado interno más grande, la fuerza militar más fuerte y tecnológicamente más avanzada, con gastos anuales comparables a los del resto del mundo combinados, y con un archipiélago de bases militares a través del mundo. Éstas son fuentes de continuidad, aun cuando el orden neoliberal se está erosionando tanto dentro de EE.UU., como en Europa e internacionalmente, a medida que crece la oposición a dicho orden. Entonces, hay oportunidades para un cambio real, pero hasta donde llegarán depende de la gente, de lo que estemos dispuestos a emprender."

2 comentarios:

CHUS dijo...

Además de embudo,coexiste un agujero negro.
Se sociabilizan los costos y los riesgos, se privatizan los beneficios y entre medias, el poder y sus satélites se embolsan cantidades insultantes de dinero

SERGIO AZNAR dijo...

Los paraisos fiscales, hacia donde se van desviando recursos y donde se crean sociedades pantalla que diluyen los beneficios de otras muchas empresas, DEBEN DESAPARECER YA.

Y si no pueden desaparecer, de momento, por lo menos, cualquier transacción económica desde o hacia, debería llevar una importante tasa de corrección.