jueves, 20 de noviembre de 2008

SOBRE LA SITUACIÓN ECONÓMICA

.- No hay liquidez en el sistema financiero porque los bancos no se fían entre ellos fruto de sus "transparentes" operaciones. Pero no están sufriendo ellos las consecuencias aquí en España, ya que han seguido presentando unas saneadas cuentas. Los que están sufriendo la situación son las PYMES a las que les están obligando a avalar o a cancelar las cuentas de crédito de las que habían dispuesto estos años sin ningún tipo de problema, o a las que les niegan créditos para poder mantener abiertos negocios que generan varios puestos de trabajo.

.- Las Cajas, por su componente no lucrativo y social, deberían ya hace semanas estar liderando las medidas de ayuda y apoyo a PYMES y familias. CAI e IBERCAJA han anunciado que de cara al año que viene van a estudiar medidas para reconducir parte de los fondos destinados a cultura hacia familias y PYMES.

.- Las entidades financieras comentaron que debía intentarse que no aparecieran los datos de quien recurriera a los fondos de ayuda previstos por el Estado, porque podría estigmatizarse a esa entidad. Si esos fondos surgen del Estado, es decir, de todos, debemos saber quien los pide.

.- Se habla de que los bancos y cajas pueden sufrir un aumento importante de la morosidad. Tal vez si se hubiera sido más responsable en la concesión de muchos prestamos personales, hipotecas sobre tasaciones realizadas por ellos mismos y que te daban incluso más del 100% del valor de la tasación, campañas agresivas de tarjetas de crédito gratuitas y con pago aplazado, no hubiéramos llegado tan alto, pero ni la caída hubiera sido al vacío y en picado, ni ahora necesitarían estar tan preocupados por la morosidad.

Si a una empresa se le niega la posibilidad de refinanciar la deuda que en su momento le posibilitaron contraer, evidentemente no sólo se convierte en moroso, sino que arrastra consigo a todos sus empleados.

.- Tampoco hay que olvidar que había empresas que habían cometido muchos excesos y a las que no se puede ayudar.

.- Ahora, tras los bancos, llegan las automovilisticas. En una comparecencia en el Senado en los Estados Unidos de tres directivos de la principales compañias, solicitaban 25.000 millones de dolares para salvar la situación. Un senador les preguntó como habían ido. Los tres lo habían hecho en sus aviones privados. El senador les contestó, "comprenden porque entonces no podemos ayudarles."

Aquí en España también solicitan ayudas, pero es que no es nada nuevo en esa industria. Aquí en Aragón no hace mucho que se vivió una dura negociación frente a la fábrica de Polonia por conseguir mantener nuevos proyectos. En Seat hace varios años, se inyectó varios miles de millones de Euros para ayudar a mantener abiertas las instalaciones... y se podría revisar las hemerotecas para rescatar más casos.

¿Y después de las automovilisticas? ¿Quien será el siguiente?

.- Las medidas de apoyo a familias y PYMES propuestas, por lo menos si que plantean un apoyo a quien está sufriendo ya la crisis de verdad. Los que ahora reclaman más ayudas, no hace mucho vertieron ríos de tinta contra los 400 € de ayuda directa.

Información Vinculada:

SEAT, Grupo Volkswagen ya recibió ayudas en 2003 y 2004 y anunció un ERE de 1346 empleos en 2005.

Directivos de Nueva York de Lehman Brothers cobran 1725 millones de Euros en primas a pesar de haber hundido la empresa.

La gestión de Lehman Brothers y otras.

Richard Fuld (Lehman Brothers), 13.000 €/hora. Y lo que ganaban otros directivos.



2 comentarios:

CHUS dijo...

No puedo estar de acuerdo contigo en ese párrafo final, me parece manipulador.
Los 400 euros fueron una forma de engañar al pueblo vergonzosa, entre otras cosas porque este gobierno que se llama social, siempre aplica las medidas sin ninguna equidad, las rentas mas bajas y necesitadas no los cobraron, en cambio las rentas altísimas si.
Vuelvo al despilfarro de los 2500 euros por hijo. Creo que la portada del Jueves era muy gráfica, las ayudas deberían ir siempre en función de la renta, protegiendo a los mas desfavorecidos.
Y el reclamar mas ayudas no está reñido con censurar en aquel momento el chiste de los 400 euros para incentivar el consumo.
Yo formo parte de ese grupo, censuré en ese momento al gobierno y reclamo medidas REALES y REALISTAS para salir de crísis.

SERGIO AZNAR dijo...

La medida de los 400 € estoy de acuerdo que acumulaba bastantes lagunas. Para empezar la falta de equilibrio. Se dice que se daba por igual a todos, sin tener en cuenta la renta, cierto. Sin embargo no deja de ser cierto que la indidencia de los 400 € en una economía de 1.500€ netos/mes no es la misma que en una economía de 10.000 € netos/mes.

La manera de aplicarla me pareció equivocada, confusa, nadie sabía como iba a ser y si preguntas nadie tiene claro como se repercutará en la declaración de la renta del año próximo.

En cuanto a tener en cuenta la renta, en mi familia nunca hemos podido acceder a una beca y hemos tenido que convivir con gente que si la percibía siendo su nivel de vida más holgado. Pero claro, alguien que tiene una nómina no puede esconder su renta.

Sin embargo quien tiene ingresos de diversos tipos, puede presentar otras cuentas.

Si los mismos ciudadanos estamos estirando siempre el sistema buscando corromperlo, el fallo empieza ya allí.

En cuanto a los 2.500 € por hijo, de los cuales yo me he podido beneficiar, no me parece la manera correcta de ayuda. Pienso que ese mismo importe compensado en otros gastos igualmente necesarios que deben hacerse, sería realmente una ayuda por niño. (Remito a mi carta de opinión publicada en Diario del Altoaragón: http://www.diariodelaltoaragon.es/index.php?mod=noticias&mem=detalle&idnoticia=258716)

Aunque allí también surgirían quienes como con la medida de ayuda a quienes están en alquiler, dicen que esas medidas sólo sirven para incrementar los precios.

Al final, se haga lo que se haga, siempre habrá sectores que de una manera u otra lo harían diferente.

Pero prefiero un gobierno que se equivoca porque intenta algo aunque no sea del todo equitativo, que uno que no se equivoca porque no hace nada.