martes, 18 de noviembre de 2008

NEGLICENCIAS SÍ ¿Y LAS RESPONSABILIDADES?

Esta noticia que vi ayer me tiene seriamente tocado, por la crueldad, porque no se me va de la memoria la carita de ese niño de 17 meses que ahora ha saltado a la prensa pero que murió ya el año pasado tras haber sufrido durante ocho meses los malos tratos y las palizas de su madre y de su pareja en esos momentos.

Pero además de la monstruosidad del comportamiento de la madre y su pareja, la noticia resaltaba que había habido un seguimiento policial y que miembros de los servicios sociales habían realizado hasta sesenta visitas... ¡pero siguieron dejando al niño allí! ¿Y ahora?

"Lo que parece ser la increíble incompetencia de los servicios sociales de Haringey en realidad no es nada inusual en la Gran Bretaña contemporánea; es la dramática e inmediata consecuencia de esa incompetencia lo que es inusual. Vemos la misma incompetencia en muchas otras esferas de actividad cada día.

¿Por qué iba uno a esperar que la protección a los niños, que es inherentemente compleja y difícil, funcione como es debido en un país en el que ni la recogida de basuras funciona razonablemente?"

Este es el párrafo final de la columna de Theodore Dalrymple, en Times. Leído en el blog de Miguel Ángel Idígoras, Corresponsal en Londres de tve.

Los culpables de tan inclasificable crimen, no ya sólo por las consecuencias, sino por lo prolongado de los actos en el tiempo, han sido condenados a 14 años de cárcel. ¡Sólo 14 años!

Como recordatorio de otras actuaciones negligentes que han sido noticia de manera reciente:

1.- Alvaro Ussía, brutalmente asesinado en la puerta de una discoteca que acumulaba más de 47 denuncias y de la que incluso existía un informe de inspección que solicitaba su cierre inmediato. Ahora ya ha sido cerrada. Pero es que además la discoteca Balcón de Rosales era una concesión en un local municipal. Lo peor está siendo tener que escuchar la argumentación de la defensa. Más.

2.- No hay que olvidar el caso del Juez Tirado y de la Secretaria Judicial Juana Gálvez.

3.- Una madre lleva más de tres años sin ver a su hija por haberle dado una bofetada. No por la bofetada en sí, sino porque el caso no termina de ser resuelto en los juzgados. A sus otros cuatro hijos si ha podido seguir viéndolos, aunque perdió en el divorcio la custodia de los cinco.

1 comentario:

CHUS dijo...

Hay noticias, que dejan el continente sin contenido, es decir me dejan muerta, casi sin palabras. Sólo siento la sangre que me golpea en las sienes y no me deja pensar con claridad.
Yo no llevo la violencia, no la entiendo, me produce descargas en el cerebro que me dejan ko. No entiendo la verbal, menos la fisica y si se trata de niños, el estómago se revuelve y me entran ganas de vomitar.
Abusos, palizas, abandonos. Como se puede hacer algo así mirando todo el mar de inocencia que hay en los ojos de un niño.
Definitivamente no entiendo al ser humano,ni los mecanismos que mueven algunas mentes. No sé cual es la solución, pero si me dejo llevar por la impotencia y la rabia, los dejaría como vegetales, dejaría sus cerebros tan secos que solo pudieran preocuparse de sus necesidades vitales.
Jardin de Orates